"HIPOPÓTAMO GNÓSTICO"

Óleo sobre tela. 40 x 40 cm. 2015

 

Un día, cuando la HUMANIDAD haya aprendido a resolver muchos de sus problemas y contradicciones, revolucionado muchos pésimos hábitos y tecnologías obsoletas, encontrado el justo equilibrio entre sus necesidades verdaderas y la BIODIVERSIDAD, alcanzado una entente amorosa y empática -espiritual- con la naturaleza,… y contemplado nuestro hogar, nuestro DIVINO PLANETA, como lo que es, un absoluto milagro de la creación, limitado, finito, frágil pero mágico y hermoso: mirará hacia nuestro tiempo presente, por medio del enorme caudal de testimonios escritos y audiovisuales registrados, y se horrorizará al ver el terrorífico daño ocasionado a los animales (nuestras especies hermanas), percibiendo con claridad el peligroso límite casi sin retorno al que llegó la tendencia destructiva de nuestras actividades y nuestra superpoblación.

Por eso desde ahora, tenemos que emprender el giro copernicano que nos conducirá hacia ese futuro esperado, deseado, necesitado, salvador, imprescindible,... hacia la GRAN RECONSTRUCCIÓN MEDIOAMBIENTAL.

Podemos crear una CIVILIZACIÓN DE LA VIDA, sin renunciar al bienestar y la abundancia, al tiempo que preservamos y recuperamos los recursos y las especies animales y vegetales.

Stop al ECOCIDIO. Stop a la Era de la Inconsciencia y la Indignidad.

¡El hipopótamo nos observa!

 

¡ULTREIA! OS SALUDO. 

Tisho Babilonia.